Hoy es

LA NIÑA DEL POZO

Se cumplen 98 años de la noche de San Juan más larga vivida en la comarca...

La Encantá nos habla de una leyenda, de una princesa árabe y de una maldición que la obligó a vivir por siempre encantada dentro del Cabezo Soler, en Rojales. Todos los años, por la noche de San Juan, la joven princesa se aparece para que alguien la libere.
Pero no fue a la princesa a quien buscaron durante aquella larga noche de San Juan de 1917, sino a una pequeña de nueve años, desaparecida horas antes cuando se dirigía a comprar con quince céntimos en sus bolsillos.
Era la víspera de San Juan, el 23 de junio, y en las proximidades a la estación de  Benijófar iban llegando los invitados a la boda de, precisamente, la hija del capataz de la vía, quien contraía matrimonio con un labrador, hijo de Francisco Muñoz.
No podía haberse elegido un día mejor; por delante  una larga jornada a la que seguiría una noche mágica, llena de leyendas, hogueras y buenos deseos.
Entre los numerosos invitados a la ceremonia se encontraba un vecino, Joaquín García, que era propietario de una finca cercana y que tenía viviendo bajo su techo a una niña de nueve años llamada Teresa Juan, natural del vecino Rojales y de familia muy pobre.

Al atardecer mandó a ésta, que hasta entonces había estado disfrutando de la fiesta y jugando con otras niñas, a una casa distante unos quinientos metros para comprar quince céntimos de hierba.
Todo parecía transcurrir con normalidad hasta que, pasado el tiempo, echaron en falta a la pequeña.
La familia alertó de su desaparición y ya a altas horas de la noche todos los invitados de la boda así como las autoridades de Benijófar comenzaron su búsqueda, recorriendo aquellos campos al resplandor de las antorchas que contrastaban con las hogueras encendidas en los cercanos pueblos.

Fue una noche de San Juan muy larga, la más larga que se recuerda.
Recorrieron campos, acequias, pozos, el río…
Al amanecer del siguiente día, domingo de San Juan, siguieron organizando batidas y recorriendo aquellos campos con la esperanza de que la niña se hubiese perdido, pero todo fue inútil. 
Las autoridades estuvieron indagando y preguntando a los invitados para averiguar que le podría haber pasado, intentando encontrar alguna pista.

Así llegaron hasta la casa del padre del novio, donde a aquella hora estaban comiendo.
Entre la familia, invitados también a la boda, se encontraba Francisco Lorenzo Rebollo que era además cuñado del novio. Éste sujeto “de cara alargada, mirada indecisa y recelosa y bigote rubio” era conocido por todos como el “Isabeleto” y  había sufrido pena de presidio por violar anteriormente a una niña de doce años, además de otros hechos de igual índole de las que pudo librarse de la acción de la justicia.
Lo cierto es que comía tranquilamente, encerrado en un mutismo del que nadie se percató.
Las horas continuaban pasando, hubo que volver a encender antorchas, aunque su padre y un grupo numeroso de personas seguían buscando algún rastro de la pequeña sin desfallecer.

Llegaron hasta una finca propiedad de Manuel Cánovas, en término de Torrevieja, donde existía un pozo seco abandonado al que se asomaron gritando su nombre.
Nada, ninguna respuesta.
Sin embargo, al tirar una piedra  se oyó un débil quejido desde el fondo.
La pequeña Teresa estaba allí, viva, a más de veinte metros de profundidad.
Habían pasado veinticinco horas.
Fue sacada y conducida hasta la casa donde vivía, a la que se desplazó el médico titular de Rojales, don César Carrera, que la atendió de su lamentable estado. Tenía gravísimas lesiones producidas por la caída al pozo y claros signos de haber sido violada.
La niña había salido a la caída del sol con intención de comprar la hierba que le habían encargado, sin embargo, a  mitad del camino apareció el “Isabeleto” que intentó convencerla para que se fuese con él a coger perdices con la promesa de darle también unas peladillas…Tenía nueve años.
Después de abusar de la pequeña, y según declaración de la propia niña, sacó un cuchillo con intención de degollarla, sin embargo cambió de idea y la cogió de los pies arrojándola al pozo seco, convencido de su muerte.
Según relató la pequeña, durante la trágica noche de la víspera de San Juan se sintió acompañada en las profundidades del pozo por una joven como ella, vestida de blanco, con un resplandor que coronaba su cabeza.
El médico atribuyó lo que contaba a delirios provocados por la fuerte caída y consiguiente hemorragia y fiebre, pero el milagro de que siguiese con vida había ocurrido la noche de San Juan, la misma de la leyenda…
Quien sabe…

La guardia civil de Torrevieja detuvo en su casa de Los Montesinos al autor del crimen cuando dormía tranquilamente, seguro de la muerte de la niña, que le aseguraba la total impunidad.
Cuando el “Isabeleto” se vio en manos de los guardias y éstos le preguntaron donde estaba el cuchillo con el que intentó asesinar a Teresa antes de arrojarla al pozo, él pensó que allí ocurría algo sobrenatural…que la muerta había hablado desde el fondo del abismo…
Miró aterrado a los guardias, retrocedió unos pasos, llevó las manos hacia delante, y cayó de espaldas desmayado.

Cuando a media noche fue conducido a Benijófar, el pequeño pueblo no dormía, se había corrido la voz de su detención y no se hablaba de otra cosa, así que todo el vecindario esperaba en la calle la llegada del sátiro para pedir su cabeza.
Esposado y escoltado por la guardia civil, una orquestilla de jóvenes trasnochadores echaron detrás de la comitiva tocando la marcha fúnebre de Chopín.
Aunque confesó el crimen ante las autoridades de Benijófar, más tarde negó toda participación ante las de Rojales. El juez instructor de Dolores, don Trinidad Serrano, se encargó de esclarecer los hechos.
Éste suceso, que conmovió a toda nuestra comarca, dio origen a la conocidísima leyenda de “La niña del pozo” de la cual existen varias versiones, todas ellas recopiladas en el magnífico libro “Leyendas de la Vega Baja” de M. Carmen Serra y Juan Luís Román del Cerro.
Todas coinciden en contar que después de abusar de la pequeña, el “Isabeleto” se dedicó a arrojarle grandes piedras con la intención de matarla, y que a ésta la protegió una señora con un manto blanco.
Se consideró milagroso que la niña estuviese viva y fue acompañada hasta la Iglesia donde, al ver la imagen de la Virgen del Rosario, exclamó:
-Esta Señora era la que ponía el manto sobre mi cabeza para que no me dieran las piedras.
Se cuenta que el agresor recibió, además de la pena de cárcel, el castigo de tener un hijo que nació sin la mano derecha, la misma con la que su padre había arrojado las piedras sobre la niña.
Hay una segunda versión de ésta leyenda que, al parecer, se basa en el mismo suceso, y que nos cuenta la historia de dos niñas pequeñas que fueron al campo y se perdieron.
Por la noche salieron las gentes del pueblo al campo con tambores y luces buscándolas, pero no las encontraron.
Al día siguiente aparecieron y contaron que una señora las había refugiado en una cueva para pasar la fria noche.
Con intención de dar gracias, las llevaron a la Iglesia y cuando las  pequeñas vieron a la Virgen del Rosario dijeron que ésa era la señora que las había protegido durante la larga noche.
Y cantaban una coplica que decía:
 “Y me daba agua, y me daba pan,
y ella me tapaba con su delantal”.

TODOS LOS DETALLES DEL JUICIO Y SU CONDENA AQUÍ
Seguir leyendo...

Fallas en Almoradí

Año 1957-Fallas en la calle Antonio Sequeros con la actual calle Valencia  ( el final del pueblo entonces)

Años ¿50? Falla en Virgen del Pilar con España (a la altura del actual "Schlecker") De izquierda a derecha: Carmen Rodriguez Pertusa, Jaime Pacheco Campillo y la tía "Cota".

Entre los numerosos festejos populares que se celebran, mejor dicho "se celebraban", en nuestro pueblo hay que resaltar el de Las Fallas (en realidad "Hogueras") que, desde hace muchísimos años, se plantan y queman en la noche de San Juan.

Es una tradición muy antigua,  como podemos ver en las imágenes
de los años 50. Y lo demuestra un interesante documento: Las Ordenanzas Municipales de 1889. Concretamente en su capítulo tercero, artículo 84 se especifica que "las hogueras que desde tiempo inmemorial se encienden en esta villa en las noches del 17 de enero (¿?) y 24 de junio, no podrán encenderse sin permiso de la autoridad a fin de que se tomen las precauciones oportunas".


En los años 80 volvió a resurgir con fuerza ésta tradición gracias a la iniciativa de una Comisión que se formó en la zona del antiguo campo de fútbol, hoy calles Adrian Viudes y Antonio Machado, integrada por Rosario Sala, Josefina García y Teresa Tomás (la fotografía corresponde a 1989), aunque lamentablemente desde hace algunos años ya no se celebra.

La falla de 2005


Boceto del año 1990

(Gracias Jaime)
Seguir leyendo...

Los comercios de Almoradí en El Portal de Tu Ciudad

PORTALDETUCIUDAD.COM es una excelente Red de portales informativos que cubren diferentes zonas de España, en los que no falta nuestra VEGA BAJA. En dicha página podéis encontrar una interesante guía de empresas, así como información sobre Ocio, cultura y noticias de nuestra comarca. Os recomiendo su enlace, al que podéis acceder AQUÍ. 
Desde su canal de YOUTUBE están llevando a cabo una importante divulgación de nuestro comercio local, algo muy de agradecer y de tener en cuenta. De momento ya han grabado unos interesantes reportajes y entrevistas en algunos de nuestros establecimientos; una lista que -estoy seguro- irá ampliándose. ¡Magnífica iniciativa!
AQUÍ TENÉIS LOS VÍDEOS QUE HE ENCONTRADO:


Seguir leyendo...

La Cartilla de Racionamiento en Almoradí


El 15 de Junio de 1952 el gobierno de Franco anunciaba el fin de la cartilla de racionamiento, algo que se había instaurado en mayo de 1939 a consecuencia de la hambruna originada por la escasez de productos básicos alimenticios de primera necesidad, tales como el pan, aceite, azúcar.  
En un principio estas cartillas fueron de uso familiar, pero en 1943 fueron sustituidas por las de uso individual, con el único fin de controlar mejor a la población.
"Nos casamos en 1945 -como quien dice con lo puesto-, a veces nos gastábamos el jornal de los dos en un kilo de pan y lo repartíamos ¡no había para nada mas!.
La ración que te daban por la cartilla de racionamiento no te llegaba a ná. Entonces ganábamos quince pesetas de jornal y un litro de aceite te costaba treinta.
Recuerdo que una vez vinieron de Torerevieja a robar alcachofas y se los cargaron a tros cerca de la Estaión de ferrocarril. Si te pillaban cogiendo habas o naranjas, luego te llamaban del Cuartel y de palos te jodía...Y así sucesivamente. En mas de una ocasión, cuando llegábamos a casa no teníamos que llevarnos a la boca...y nos entraban ganas de meternos en algún horno de la huerta que hicieran pan para hincharnos allí dentro. Nos vino muy bien cuando empezamos a ir todos a vendimiar a Francia."
Esperanza y su marido en la vendimia

Testimonio de Esperanza Ros en "Almoradí en la Memoria" de Antonio González Lucas
Seguir leyendo...

El Corpus, una tradición de siglos en #Almoradí

Procesión del Corpus en los años 50. Al fondo,
la torre del Ayuntamiento iluminada.
"Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión"

Junto al Patrón San Andrés, la otra gran festividad celebrada
durante siglos en nuestra localidad es la del Corpus Christi
Ya encuentro referencias a su celebración en documentos de 1760 y siempre cuenta con el correspondiente compromiso y partida de gasto municipal, especialmente por la cera consumida en dichas celebraciones, y cuyo principal proveedor fue Francisco Soler y Tormo, una de las muchas fabricas existentes en Albaida y que desde el siglo XV suministraba los velones y cirios a toda España. 
Para hacernos una idea basta con echarles un vistazo a las celebradas en 1852 (de las que acompaño un recibo). En junio se pagaron  recibos por la función del Corpus a la banda de música de nuestro pueblo, dirigida entonces por Vicente Grech, se compró aceite y algodón para la iluminación de la Casa de la Villa en la noche de la víspera y día de la festividad, se pagó por el “sermón predicado”, se contrataron pólvora y disparos de morteretes, y se desplazó desde Orihuela un Dulzaina.
Todo un lujo de festividad. 
Recibo firmado el 10 de junio de 1852, por Vicente Grech, director de la banda de música,
por el cobro de la función en la  festividad del Corpus.
GALERIA FOTOGRAFICA DE LOS AÑOS 50:




Seguir leyendo...

Un acontecimiento único: LOS BORDINI EN ALMORADÍ


En pleno número por el cable que unía la torre de la Iglesia
con el inicio de la calle San Emigdio
Debía ser a principios de los sesenta cuando llegó a nuestro pueblo un acontecimiento único, “el mayor del mundo” según rezaban sus carteles publicitarios:
Los funambulistas BORDINI.
Desafiaban la ley de la gravedad realizando arriesgadas piruetas por un cable instalado desde la torre de la Iglesia hasta el inicio de calle San Emigdio y, sin ninguna protección, recorriendo esa distancia andando y también en moto sin cubiertas.
El espectáculo fue gratuito, pero la costumbre era que el público colaborase con la voluntad, para reconocer aventura tan osada, como la de un cuerpo humano deslizándose por el cielo sobre un cable de 15 milímetros de grosor sin ninguna red de seguridad, o dar varias vueltas en el aire con su moto.
¿Podía haber algo más increíble? 


Seguir leyendo...

Los Billetes de la guerra en ALMORADÍ.

Al inicio de la guerra civil el Gobierno puso en circulación grandes masas de papel moneda, pero la oferta de mercancías para intercambiarlas por dinero disminuyó. 
Los precios subieron a la vez que desaparecía la moneda de plata, atesorada por los comerciantes ó los especuladores, y retirada por los bancos por orden del Gobierno. Con las monedas de plata se esfumaron las pequeñas monedas fraccionarias de uso diario, ya que todas estaban acuñadas con ese metal, y la gente no podía hacer frente a los pequeños pagos diarios, como el recibo de la luz ó el pan.

En nuestro pueblo y en otros muchos se empezaron a utilizar cajas de cerilla ó tabaco en porciones para devolver el valor de los cambios. Pronto comenzaron algunos Ayuntamientos a emitir papel-moneda de pequeño valor fraccionario, lo que supuso un alivio a lo largo de todo el año 1937. También se hicieron “vales” de organizaciones políticas, sindicatos y negocios particulares o colectivizados, que creaban su propia moneda de cambio, avalándolo con la materia prima de su empresa.
Nuestro Ayuntamiento se sumó a la iniciativa imprimiendo pequeños billetes de 1 pts. y fracciones de  25 cts. y 50 cts.en la Imprenta de Alonso, y de los que acompaño copia de algunos originales inéditos y publicados en "Almoradí, un recorrido histórico".
En los primeros meses del siguiente año (1938) el Gobierno solucionó el problema emitiendo moneda fraccionaria en billetes y monedas de cobre, prohibiendo toda esta serie de certificados y billetes municipales. 






Seguir leyendo...

SHOPPING NIGHT 10 DE JUNIO EN #ALMORADÍ



                       
Almoradí celebra el sábado una nueva edición de la «Shopping night» en la que participan 45 establecimientos que abrirán sus puertas hasta la medianoche. Los comerciantes han preparado sorpresas y promociones especiales para el evento. La iniciativa está impulsada por la Concejalía de Fomento y Turismo y anima a conocer el municipio por la noche en un ambiente festivo. Habrá música en vivo, degustaciones y actividades de animación.
ENLACE A LA NOTICIA EN DIFERENTES MEDIOS:

Promociones de algunos de los 45 establecimientos participantes:






Fittingroom Boutique








 Listado de participantes:

Seguir leyendo...

Árboles Monumentales y Singulares de #Almoradí

Dentro del catálogo de Árboles Monumentales y Singulares de la Comunidad Valenciana solo encontramos, como parte del mismo y dentro de nuestro término municipal, el conocido ejemplar del Ficus de los Mazones.



Sin embargo en lo que hoy ocupa la Plaza de Béjar, antigua zona del Bañet, existe un impresionante Olmo que, considero, debería formar parte del mismo catálogo.

Por último, junto al Azud de Alfeitamí, dentro de una finca particular (creo que ya en término de Benejúzar), encontramos otro impresionante Olmo (Ulmus minor), con un tronco de 5,75m de diámetro, que no aparece catalogado. Conocido como "La Olma de Alfeitamy", recientemente la Asociación de Naturalistas del Sureste le ha comunicado a la Consellería su existencia, para que ésta proceda a su catalogación.
¿Conoces algún árbol singular en nuestro término?
                                       



Seguir leyendo...

Inauguración del Centro Social

Parece que fue ayer, pero han pasado veintidos, desde la inauguración del Centro Social "San Andrés" que tuvo lugar el 2 de junio de 1995, en el lugar que ocupó el antiguo Mercado de Ganados. ¿Lo recuerdas?
Izada de banderas

El Alcalde José Antonio Andújar corta la cinta de acceso al Centro junto al
Presidente de la Diputación.
José Sansano con su familia



Reinas y Damas en la inauguración.

Seguir leyendo...