Hoy es

La piscina Morales de Albatera






Entre los recuerdos de infancia de muchos de vosotros seguro que estará el de las, ahora, desaparecidas y cercanas piscinas de Albatera, unas enormes instalaciones junto a los llamados “manatiales”, a las que se llegaba por las conocidas vías del tren.

Entre San Isidro y Catral destacan varios cerros de piedra caliza donde existen manantiales de agua que se conocen como “Cabezos de las Fuentes” donde en el pasado acudían mujeres del entorno, principalmente Albatera y Catral, a lavar la ropa. En los años cuarenta se escarbó en busca de mayor caudal de agua, lo que propició que los hermanos Morales, propietarios de los terrenos desde finales del XIX, construyeran las piscinas, que fueron inauguradas en junio de 1947.
Sus aguas eran frescas y cristalinas,  y curaban toda clase de eczemas y enfermedades de la piel, además, era una época en la que no existía agua corriente en la mayoría de casas y donde la costumbre era bañarse en las acequias y balsas de cáñamo.
Su apertura fue un autentico acontecimiento y los propietarios instalaron toda clase de servicios; se acondicionó una pista de baile, una cantina y un cine llamado “Cine Puvian”. Además, dentro de la gruta del manantial dispusieron de una capilla con una imagen de Ntra. Sra. De la Fe celebrando una fiesta en agosto con una misa y procesión alrededor del recinto de la piscina.
¿Alguien las recuerda?

Información obtenida de mis buenos amigos de “Castrum Altum” en sus cuadernos de historia de Catral. Fotografía de mi tío Charles, 1977.
Estado actual de las instalaciones (2013)



Imprimir artículo

5 comentarios :

  1. Anónimo8:03 a. m.

    YA lo creo que las recuerdo la piscina morales alli he pasado mis mejores veranos de la infancia verano tras verano alli estabamos no tenimaos coche y nos ibamos en tren con mis padres.Una verdadera pena
    Cuando he leido la noticia me he quedado sin palabras mucha pena.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:46 a. m.

    Alicia Lorenzo Martínez:
    Dios que recuerdos!!!....con nuestros padres jovencisimos....no fallabamos ni un domingo...
    Casualmente pasé por la puerta el jueves y me trajo muchos recuerdos y todos muy felices y entrañables!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:46 a. m.

    Conchi Dueñas Menarguez:
    Precisamente el domingo en una sobremesa con gente de aquella epoca , la echamos de menos. Que pena de piscina.......

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:52 a. m.

    Que si me acuses? Trabajé en ella varios veranos. Que tiempos!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:53 a. m.

    Perdón. Acuerdo.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.