Hoy es

El Alcalde de Almoradí al que no le gustaba la política

Hubo un Alcalde en Almoradí que vivía obsesionado con el carguico y la vara de mando. Tan amigo era de la fachenda que era capaz de servir a la dictadura y a la democracia, a la derecha, al centro o a la izquierda. La cuestión era seguir siendo Alcalde.
Seguramente había tenido un sueño y el señor le había dicho: "Pepico, tráete para el cielo el carguico". Y naturalmente -como buen cristiano- hacía caso al señor.
A nivel de política de café sabía moverse bien pero a nivel cultural era un gañán. A los Secretarios y funcionarios del Ayuntamiento siempre les decía: "Déjate de palabras raras...a mi explícame el asunto como si fuera un chiguico de 7 años".

Después de un montón de años de alcaldía, pasando del Movimiento a lo que fuera, solía repetir: "Yo estoy en la alcaldía para prestar un servicio, a mí la política no me gusta; pero hay que estar....y estoy para defender los intereses de los vecinos".
Terminado un pleno y a micrófono cerrado, después de repetir varias veces la cantinela de que la política no le gustaba, uno de los asistentes no pudo aguantarse y le soltó: "¿Que a ti la política no te gusta? A ti te gusta mas la política que a los pavos la mierda".

Anécdota de mi buen amigo Cosme Ruiz
Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.