Hoy es

Las celebraciones en Almoradí de la hazaña del PLUS ULTRA

Amerizaje del PLUS ULTRA en el río de la Plata, frente a Buenos Aires.
La hazaña del primer vuelo entre España y América del hidroavión PLUS ULTRA, que había despegado el 22 de enero de 1926 de Palos de la Frontera y llegado a Buenos Aires el 10 de febrero, fue un acontecimiento que se celebró en toda España, y que tuvo una excepcional acogida en Almoradí.
La tripulación estaba formada, entre otros, por Ramón Franco (sí, hermano del que años después se auto-proclamaría Generalísimo) y el conocido Ruíz de Alda.
El día de la llegada, miércoles 10 de febrero, se recibió un telegrama en el Ayuntamiento que llenó de júbilo a nuestros vecinos; se trataba de una hazaña muy seguida en la prensa de la época y eran considerados héroes por llevar a feliz término tan arriesgada empresa. De ahí los ¡Vivas a España y a Franco! (que aún no tenían nada ver con los que dedicarían, años después, a su hermano).
Comparados con Colón, Cortés o Pizarro, no exagero en absoluto, las campanas fueron echadas al vuelo y se lanzaron una salva de bombas y cohetes. También la Banda de Música salió a la calle uniformada e interpretó numerosos pasodobles, y se adornaron con los colores nacionales los balcones de varios edificios. La mayoría de vecinos, congregados en la puerta del Ayuntamiento, acompañaron a la comitiva municipal hasta la Iglesia donde se cantó un "Te Deum" en acción de gracias. De vuelta a la puerta de la Casa Consistorial el Alcalde subió al balcón central y dirigió unas emotivas palabras, interrumpidas en varias ocasiones por aclamaciones delirantes, en las que destacaba la figura de estos grandes aviadores españoles que todo lo habían hecho por engrandecer la patria.
Pero la fiesta continuó por la noche con una gran verbena, iluminación y la banda de música que amenizó una gran e inolvidable velada.

Para conocer mucho más sobre la historia del PLUS ULTRA

1 comentario :

  1. Anónimo12:47 a. m.

    Vicente Fuentes Fuster:
    Fue una gran hazaña en su tiempo y pocos aviadores se atreverían hoy a realizarla. Arriesgaron muchísimo. No tenían partes metereológicos ni GPS. Se guiaron por la brújula, el sol y las estrellas. Que uno se apellidara Franco no le quita ningún mérito. El pueblo de Almoradí, como todos los puebles de España, hizo muy bien en celebrarlo.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.