Hoy es

La Imagen del Perpetuo Socorro

La imagen del Perpetuo Socorro en nuestra Iglesia
A diferencia de la gran mayoría de advocaciones, esta del Perpetuo Socorro no se debe a una aparición sino a un cuadro, casi perfecto en sus líneas, y pintado por un desconocido, al parecer en Creta, sobre el siglo X o XI, cuyo original se conserva, desde 1865, en la Iglesia de San Alfonso de Roma.
La milagrosa imagen fue robada, y a punto estuvo de perderse en
las invasiones napoleónicas en Roma, pero los frailes agustinos la ocultaron durante más de medio siglo.

Una copia del icono, de las miles que existen en todo el mundo, ya que es la imagen mariana más conocida, llegó a nuestro pueblo de la mano de Amparo Fontes, Marquesa de Río-Florido, cuyo Altar “provisional” fue instalado en la nave central (justo en la pilastra que existe delante del altar de la Virgen del Carmen) el 29 de mayo de 1919. 
La construcción del definitivo, aunque ignoro su ubicación, se llevó a cabo en la importante reforma que tuvo lugar en 1926.

Con la guerra, al igual que sucedió en la invasión napoleónica de 1798 en Roma, fueron destruidas la mayor parte de imágenes de nuestra Iglesia, sin embargo, del mismo modo que hicieron los agustinos, Asunción Martínez Ros y su esposo José Birlanga recuperaron la imagen en uno de los bancos de la Iglesia, desmontada del marco y a punto de ser quemada, ocultándola durante más de tres años.

La imagen, una vez acabada la guerra, fue llevada desde la casa donde se había ocultado en procesión hasta un lateral del presbiterio, dando así un nuevo impulso a su devoción, hasta que en 1941 fue definitivamente instalada en el Altar Mayor.
Lo curioso es que si comparamos la imagen del primer altar, de 1919, con la recuperada en la guerra, y que actualmente está colocada en la Sacristía, encontramos importantes diferencias. ¿Existía una imagen para procesionar y otra en el Altar? 
¿Se cambió para la construcción del altar definitivo en 1926?...
Son datos que desconocemos.

(Más información, incluida una comparativa con las cuatro imágenes que han existido en nuestra Iglesia,. en el libro "Almoradí, un recorrido histórico")

1 comentario :

  1. Anónimo4:22 a. m.

    Avi García:
    Me encanta la información, si no fuese por tu trabajo no nos entraríamos de nada, felicidades por ello J.Antonio.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.