Hoy es

Turco


Turco apareció en la vida de una persona muy especial, no importa quien, de la peor manera posible cerca del Hostal El Retiro. Tenía el aspecto de ser un perro abandonado hacía ya mucho tiempo y la mala fortuna de haber sido atropellado por algún coche del que, seguramente, su conductor pensó “un perro menos”. 
Pero no fue así.
Lo llevó al veterinario (Jordi, nos acordamos de ti), le escayolaron la pata rota por varios sitios, y se encontró con un nuevo problema en forma de perro abandonado, uno más de los que siempre encontraba sin buscarlos, pero ¿Qué hacer con él?
Me consta que intentó por todos los medios encontrarle una familia, entregarlo a una protectora, buscar a alguien que pudiese interesarle un perro con una pata escayolada…pero ya no era un cachorro y a nadie parecía importarle.
La realidad no suele parecerse a lo que a uno le gustaría contar, y sé que fueron muchas sus lágrimas antes de decidirse a colgarle un cartel, en inglés y español, para finalmente dejarlo en una urbanización cercana...
Sus lágrimas le hicieron volver, buscar su rastro de perro abandonado, pero nunca volvió a saber de Turco.

   

Imprimir artículo

3 comentarios :

  1. Anónimo8:19 a. m.

    Paqui Carrillo:
    Qué lástima! hace unos años me topé en la esquina de mi calle, una caja con cuatro perros abandonados, eran unos cachorritos todavía y como yo no me los podía quedar, movilicé a casi toda la vecindad, la policía local, etcétera..no me aparte de su lado hasta que no los coloqué a todos. Qué conste que a mí no me gustan los animales pero tampoco me gusta que les hagan daño o los abandonen.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:21 a. m.

    Adelina Flores Aniorte:
    Turco era el nombre del primer perro que conocí y amé. Estaba en casa de mi abuela. Era un pastor alemán, cuidaba de mi tío Agustín que estaba en silla de ruedas, y también cuidaba de mí que tenía tres años.Era un miembro más de la familia. Le queríamos, mejor expresado nos queríamos con locura!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:20 a. m.

    Ana Terol:
    Te ha faltado contar que cuando se lo encontró y lo metió en el asiento trasero del coche lleno de sangre para mas INRI un frenazo lo encajonó entre los asientos delanteros y traseros...cuanto sufrir!!! Y que arriesgado para la salvadora....podría haberle mordido....

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.