Hoy es

"La Casa del Caballero"


Inauguración: Francisco Martínez Rufete, Don Manuel Valdés (Alcalde), Don José Joaquín Andréu (Teniente de Alcalde), Don Vicente Alberola (Cura Párroco)
Don José Luis Martínez Herrera (Farmacéutico), Don Daniel Miller (Maestro), Director Regional del Banco Central, Don Luis Martínez Rufete, Don Antonio Gómez y Señora (Director del Banco central de Almoradí)

En abril de1958, un joven Francisco Martínez Rufete, decidió poner en marcha el proyecto de su vida: “La Sastrería y camisería Rufete”. Aprovechando la experiencia del que había sido su trabajo hasta entonces, en una renombrada sastrería de Valencia, abrió su establecimiento con una variada oferta de complementos, tales como corbatas, camisas, cinturones, calcetines…
El éxito fue tal, que en apenas unos meses, se animó a inaugurar junto con su hermano Ramón el comercio de confección, hoy conocidos por todos, como”La Casa del Caballero”, y que volvieron a ampliar en 1962, con la venta de electrodomésticos y artículos de regalo.
En aquellos primeros años era habitual ver a Francisco y su hermano Ramón desplazarse en moto hasta Alicante ó Murcia para comprar en los almacenes los tejidos necesarios para cumplir con los encargos de los clientes. El primer traje de ceremonia para novio se confeccionó para Manuel Manzanera, en una época en la que llegó a tener una plantilla, entre oficiales y aprendices, de doce personas.
A partir de 1961, fecha en la que contrajo matrimonio con su esposa Maria Teresa, comenzó a introducir confección y punto de señora, mientras la sastrería lograba introducirse en organismos públicos, y conseguir así, confeccionar, entre otros, los uniformes de los municipales de nuestro Ayuntamiento ó los del personal de tierra del recién inaugurado aeropuerto de Alicante. Incluso Paco “El Caballero” tiene la satisfacción de haber confeccionado los uniformes para la Orquesta UMAL desde sus inicios hasta que dejó de elaborar  trajes a medida, en el año 1970.
A partir de 1998 decidió traspasar el negocio a su hija Maria Teresa y sus sobrinas, Lolita y Maria Luisa, y en el 2008, coincidiendo con el 50 aniversario de su apertura, se jubiló definitivamente, ofreciendo un cariñoso y emotivo homenaje a sus veinte primeros clientes.
(Extraído del texto leído en el 50 aniversario. Gracias a José Luís)

2 comentarios :

  1. Anónimo2:17 a. m.

    Paco Martínez:
    Para mí es un privilegio contar con el ejemplo de mis padres, su trabajo diario, su afán de superación, su seriedad, compromiso y su amor por Almoradí. Hace 48 ańos que me "visto" con estos y otros grandes valores.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:51 a. m.

    Raúl Ruiz Puig Felicidades a los homenajeados. Personas honradas, trabajadoras, ejemplares, tanto para sus hijos, como para familiares, conocidos y clientes. Les tengo un grandísimo aprecio.. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.