Hoy es

EL SEISMO DE 1829 (12ª parte)

Comparativa de la Iglesia construida después de los terremotos (principio de 1900) y actualmente.       

LA IGLESIA

La Iglesia que se cayó con el seísmo era la tercera del siglo, según el historiador Montesinos. Se había inaugurado en 1732 y es la que visitó algunos días antes del terremoto el Obispo Félix Herrero.
De ella hace una descripción muy detallada en su “Primera visita General a la Parroquia”.
Sólo algunas de las campanas se pudieron recuperar y volver a instalar en la nueva torre (que excepto Andrea se perdieron después en la guerra), y nada del ógano (en contra de lo que se ha escrito), como queda expuesto el 14 de septiembre de 1829 por la Junta de la Iglesia acordando que “los efectos correspondientes al órgano Parroquial se encuentran, por causa del terremoto, debajo de los escombros, sin poderse extraer ellos sin un coste mayor al de su importe..

La Iglesia no estaba previsto hacerla en el plan de reconstrucción de Larramendi. Él argumentaba que había que dar preferencia a los pueblos y los puentes, por lo que durante bastante tiempo se tuvo que seguir con los servicios religiosos desde una barraca que se construyó al efecto.
En el Libro de Juntas de la Iglesia Parroquial se refleja lo siguiente:
“Estando en la Barraca que sirve de Iglesia de esta Villa a los nueve días del mes de agosto de 1829 por el Presidente: que no hallándose concluida la presente barraca por haberse arruinado por el terremoto la Parroquial de esta Villa, y siendo indispensable para el culto divino terminar la obra y añadirle un pedazo más para que todos los fieles puedan asistir a dichos oficios sin las incomodidades que en el día sufren a causa de no caber la mayor parte dentro de la Barraca, se proceda, tan pronto como sea posible a la ampliación de dicha Iglesia (Barraca).

La Iglesia tardó muchos años en acabarse. En el diario “El clamor Público” del 19 de julio de 1861 (treinta y dos años después de los terremotos) se podía leer: “Se ha colocado la última piedra de la elegante torre que corona el nuevo templo de Almoradí, cuyos trabajos han sido dirigidos por el arquitecto Sr. Morell.”
Y para añadir más confusión, existe un documento en el Archivo Parroquial fechado el 13 de noviembre de 1865 y firmado por el Sr. Ministro de Gracia y Justicia que dice:
“vista la falta de licitadores para las obras de construcción del templo de Almoradí, La Reina ha tenido a bien mandar se hagan por administración y por la cantidad de 21.685 escudos”.

Imprimir artículo

3 comentarios :

  1. Anónimo11:57 p. m.

    Fernando Ros No estaría mal que desde el Ayuntamiento o alguna asociación cultural se mediara para que recuperara su fisonomía original, en la medida de lo posible claro. Todo ese estuco que la recubre ahora por el que aun se adivinan algunos sillares originales , la desmerece mucho

    ResponderEliminar
  2. Es muy complicado..y ya se ha intentado en uno de los laterales...pero la silleria no está colocada uniformemente en toda la fachada. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que la torre derecha se hizo ya con bloques en los 60.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:58 p. m.

    Fernando Ros Me consta, pero en Alicante hemos tenido retos mas difíciles y se ha conseguido.No es necesario que la silleria este colocada uniformemente, se trata de diferenciar los elementos originales de los que no lo son y a la vez poder poner en valor lo " antiguo" de la construcción, frente a lo que se ha ido añadiendo.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.