Hoy es

El sorprendente y desconocido diseño de nuestro ÓRGANO



Para ver en grande la comparativa, pinchar sobre la imagen


Mucho se ha escrito sobre esta joya artística, pero desafortunadamente, no todo se ha contrastado con datos fiables, asumiendo así como "ciertos" algunos datos que, en realidad, no lo son. El más llamativo, seguramente, es la creencia de que el Órgano de nuestra Iglesia se recuperó, en parte, del terremoto y que volvió a colocarse (una vez restaurado) en el lugar que ocupa. Nada más lejos de la realidad (aunque hablaré sobre su construcción en una próxima entrada). Hoy me centraré en su sorprendente y desconocido diseño.



Existe un órgano en la Catedral de San Juan Bautista de Lyón (Francia), cuyo diseño de fachada es sorprendentemente igual al que se encuentra en nuestra Iglesia. Se trata de un instrumento construido en 1841 por los maestros organeros franceses Callinet-Daublaine cuyo diseño neogótico realizó el arquitecto Bossanet.   
El diseño de Bossanet debía formar parte del catálogo de la importante firma Callinet-Daublaine y, sin ninguna duda, fue en el que se inspiró el organero Miguel de Alcarria para construir el encargo de Almoradí, finalizado exactamente en 1865. Algo muy corriente en la época, ya que los constructores de órganos solían mostrar catálogos con ejemplos de diferentes modelos.  

De hecho, en 1903 se publicó en París una nueva edición del “manual completo” del “Facteur d´orgues”, un atlas enciclopédico que es una recopilación y actualización de varias obras con la biografía de los principales organeros y las últimas técnicas en su construcción.
Incluye un amplio catálogo con diseños de fachadas de diferentes estilos, ya publicadas anteriormente en 1849, y donde encontramos, con el número 927 el grabado de Bossanet, precisamente el que sirvió para la construcción del órgano de la Catedral de Lyon, y desde luego, también para el de la Iglesia de San Andrés de Almoradí.

(Artículo de investigación publicado en "Almoradí, un recorrido histórico")


Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Anónimo3:48 a. m.

    Jose Antimo Miravete.
    Muy interesante. Es el órgano, indudablemente, la joya de la corona de Almoradí. A ver para cuando la feliz noticia de su restauración.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.