Hoy es

La restauración del Cristo de las Campanas

El pasado domingo se celebró la misa Solemne y posterior Procesión en honor del Santísimo Cristo de las Campanas, la imagen que mayor devoción mantiene, y ha mantenido, a lo largo de nuestra historia 
(origen de su devoción AQUÍ). 
Las fotografías que acompaño, de los años cincuenta, son una buena muestra de ello.

Se trata de una talla de José María Ponsoda de 1940 (Información de su llegada AQUÍ), y que a pesar de contar ya con 73 años, todavía no se había restaurado. 

Por ello, el párroco Jesús Ortuño anunció tras la finalización de los
actos, que en los próximos meses será restaurada para devolverle su color original, muy ennegrecido en la actualidad, y reparar los daños que hayan podido producirse por el inevitable paso del tiempo.
En esta ocasión será el restaurador ilicitano José Vicente Bonete Ruiz, colaborador del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, quien lleve a cabo el encargo, previo presupuesto y estudio de su actual estado (no se descarta que la imagen sea enviada al Instituto para someterla a un estudio radiográfico), aunque con toda probabilidad, así me lo ha asegurado el párroco, su restauración se llevará a cabo dentro de la propia Iglesia, es decir, la imagen no saldrá del Templo y se habilitará un lugar de trabajo en los salones parroquiales.

Hasta ahora la mayoría de imágenes del Templo habían pasado por las manos del almoradidense Roberto Cabrera Reina, quien además, siempre ha realizado los trabajos de restauración de manera altruista.





Imprimir artículo

3 comentarios :

  1. Anónimo9:19 a. m.

    Roberto Cabrera Reina
    Parece ser que en este pueblo no hay personas capacitadas para tal tarea…¡Qué gran verdad la de aquella frase: “Nadie es profeta en su tierra”!. Suele ser más bonito y agradecido que lo haga alguien de fuera.

    Que pena, Santísimo Cristo de las Campanas, que yo, hijo de este pueblo, no pueda tener el honor de ser tu cirujano, como lo he sido de tantas imágenes de esta tu casa (sin pedir nada a cambio), y de tantos pueblos vecinos, pero queda claro que para ciertas personas no soy el más adecuado, o no estoy capacitado.

    Que pena, cuando éste, el que escribe, el que sacó a la luz al autor de quien te labró con tanto amor; cuando yo hice venir a este tu pueblo a su familia, realizando una exposición en su honor; cuando yo he visto tus primeras fotografías, las gubias con que te tallaron, la factura con que éste, tu pueblo, que quede bien claro, pagó con su sudor para que fueras fuente y refugio de los hijos de Almoradí siglo tras siglo…
    Y al señor cura, al cual hace dos años me ofrecí con un informe para el trabajo de restaurarte, poco interés ha puesto, y eso que en varias ocasiones se lo he recordado… En fin, lo dicho, nadie es profeta en su tierra.




    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:30 a. m.

    Decir que no doy crédito ante semejante poca vergüenza es quedarse corto.
    No seré yo quien que de un euro para esa restauración. Me parece poco menos que vergonzosa esta afrenta a una persona que lo ha dado todo por la imagenería local. Y no solo eso, no es simplemente que sea el imaginero local, es que, además, es un gran artista y un gran restaurador.
    La prepotencia y el orgullo no es buena cosa para un "Ministro de Cristo".
    Soy creyente, pero siempre me ha resultado circense el fervor hacia una imagen en concreto por que el Cristo es el Cristo, sea de la salud, de la amistad o del cielo nublado. Aquí barajamos la calidad artística de una imagen y de un restaurador, y para muestra un botón: les invito a ver la restauración de "El Prendimiento". Se ve que los sobres también vuelan por la Santa Madre Iglesia

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:03 p. m.

    Habria que cuestionar algunas restauraciones que ha realizado Roberto Cabrera. Yo no soy muy entendido en el tema de restauraciones pero he podido ver algunas restauraciones que ha realizado este señor y la verdad que dejan muy poco que desear. Hay una virgen en la iglesia que restauro este señor y parece que se pasó bastante con la pintura ya que dejo a la pobre imagen con la restauracion que hizo la sensacion de que hubiera estado la virgen tomando el sol en la playa todo el año. Por otra parte la imagen del nazareno que hay en iglesia parece la misma sensacion. Con esto no quiero meter polvareda ni nada de eso pero habria que plantearse varias cuestiones: que licenciatura tiene este señor cabrera para acometer estos asesinatos con las imagenes. El se hace llamar admirador y seguidor a muerte del señor Ponsoda (dicho queda de paso que me parece este señor un escultor de poca monta y muy normalico)

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.