Hoy es

PAISAJE INTERIOR (6ª) Juliana Pequeña

La Juliana Pequeña



Entre la silueta de viejos Olmos se oculta desde la autovía de Alicante a Cartagena “La Julianita”, parte de una finca que llega hasta el Hoyo Serrano y que ocupa una pequeña porción de nuestro término municipal, propiedad del IV Marqués de Cordellas, Alfonso Pons y Trénor (1924-2003). 

Él mismo construyó a finales de los años cuarenta, sobre una más antigua, la enorme vivienda cuya silueta todos hemos visto camino de Torrevieja y que contaba con un precioso jardín, también diseñado por él, donde transcurrió una parte importante de su vida, y la de toda su familia.
Lamentablemente, a mediados de los años setenta, el vandalismo (entre muchas otras causas) la dejó en el estado en el que ahora la encontramos.

Su abandonado jardín, lleno de Olmos tristemente enfermos, crean una atmósfera única y diferente. Visitar el paraje en otoño, oír los pájaros que anidan en sus troncos vacíos o simplemente pasear, es algo que recomiendo. 

Aunque hay otra parte que no he querido fotografiar,  la que nosotros, poco a poco, vamos transformando en un vertedero. Primero un coche con un colchón viejo, después un camión con algunos trastos viejos, escombros...
Ya tiene los días contados.

Testimonio de su hija:
"Siento una gran impotencia e inmensa tristeza ante estas imágenes del que fuera mi hogar durante mi infancia.

Las circunstancias nos obligaron a dejar de vivir en ella y venir a Madrid. Seguíamos yendo en vacaciones, pero a mediados de los 70 nos robaron... ya había un camión contratado para ir allí con mi madre y algunas de mis hermanas mayores de inmediato tras el primer robo para recoger lo que quedaba e intentar poner una puerta y lla denuncia...y no dio tiempo, vino el segundo robo al día siguiente, con vandalismo incluído. No conformes con robar, aquello que no robaron lo destrozaron: fotos familiares, libros, documentos, los vestidos de Comunión de mis hermanas, recuerdos...todo...también destrozaron la casa con mazas, pintadas, se hicieron toda clase de necesidades escatológicas y pintaron las paredes con ellas, etc. Se pudo rescatar poca cosa, muy poca cosa y deteriorada.

Se me rompe el alma.
Algún día, con más ánimos,os contaré más.
Los olmos, Jose, por desgracia no hay cura para ellos, llevan años enfermos, lo que no sé es lo que están durando en esta plaga que ha acabado en Europa con tantos bosques de olmos... mi padre lo intentó con toda su alma, los quería hasta puntos insospechados."





Imprimir artículo

13 comentarios :

  1. Anónimo6:43 a. m.

    Las fotos son espectaculares. Yo he estado varias veces y me encanta(no por la historia que se cuentan de ella) sino por su verdísimo jardín, aunque algo abandonado¿Nos podrías contar quienes fueron sus propietarios y desde cuando más o menos está deshabitada?. Muchas gracias.

    Marcos García

    ResponderEliminar
  2. Hola, Marcos.
    La Julianita pertenece al término de Rojales (creo).
    El propietario era todo un personaje. Mira el artículo que publiqué sobre él aquí, y especialmente la el comentario publicado.
    Un saludo
    http://almoradi1829.blogspot.com/2010/04/el-exito-de-un-inventor-de-almoradi.html#comments

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:20 p. m.

    muy bonitas fotos, habia una montaña con al otro lado de la carretera, sobre ella habia una granja muy grande, y tambien una nave aún mas grande y alguna construcción mas, en la montaña crecian chumberas , y habia algarrobos , ¿ alguien tiene fotos antigüas de esa montaña?, Marcos, que historia se cuentan de ella? me gustaria saberla, gracias

    MP

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:55 a. m.

    Para la segunda fotografía has utilizado algún tipo de objetivo como un gran angular o es edición?
    Muy buenas fotos!

    ResponderEliminar
  5. Es una nocturna hecha con un gran angular y trípode, con tiempo de exposición más largo.
    Me alegra que te gusten. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:23 p. m.

    Siento una gran impotencia e inmensa tristeza ante estas imágenes del que fuera mi hogar durante mi infancia.

    Las circunstancias nos obligaron a dejar de vivir en ella y venir a Madrid. Seguíamos yendo en vacaciones, pero a mediados de los 70 nos robaron... ya había un camión contratado para ir allí con mi madre y algunas de mis hermanas mayores de inmediato tras el primer robo para recoger lo que quedaba e intentar poner una puerta y lla denuncia...y no dio tiempo, vino el segundo robo al día siguiente, con vandalismo incluído. No conformes con robar, aquello que no robaron lo destrozaron: fotos familiares, libros, documentos, los vestidos de Comunión de mis hermanas, recuerdos...todo...también destrozaron la casa con mazas, pintadas, se hicieron toda clase de necesidades escatológicas y pintaron las paredes con ellas, etc. Se pudo rescatar poca cosa, muy poca cosa y deteriorada.

    Se me rompe el alma.

    Algún día, con más ánimos,os contaré más.

    Los olmos, Jose, por desgracia no hay cura para ellos, llevan años enfermos, lo que no sé es lo que están durando en esta plaga que ha acabado en Europa con tantos bosques de olmos... mi padre lo intentó con toda su alma, los quería hasta puntos insospechados.

    Un abrazo, Jose.

    ResponderEliminar
  7. Es una casa preciosa (lástima de su estado).

    Después de verla pasar durante años, el domingo en una excursión familiar -camino del Hoyo del Serrano- nos detuvimos y descubrimos su grandeza: el jardín.

    Seria muy bonito que se publicara unas fotos de su esplendoroso pasado dónde se pudiera observar la grandeza de una casa tan hermosa.

    !Es un gran reto encontrar fotos del pasado pero también muy atractivo!

    ¡Por cierto las fotos son muy buenas!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:21 a. m.

    Mari Geno Andújar Birlanga:
    TODA LA CARPINTERIA DE ESA CASA, LA HIZO MI PADRE. Y CADA VEZ QUE PASABA Y LA VEÍA ASÍ, LE DOLIA EL ALMA. ESPERO QUE LE LLEGUE A LOS DUEÑOS, PARA QUE SEPAN QUE YO SIGO IGUAL. POR EL CARIÑO QUE MI PADRE LES TENÍA. BSOSSSSSS DE CORAZÓN.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2:51 a. m.

    Maria Del Carmen Bailén García:
    Yo pasaba por esa casa cuando ibamos al hoyo serrano en epocas de merienda. Que ha sido del hoyo serrano? Es cierto que lo taparon?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:59 p. m.

    Mercedes Trigueros:
    Yo conocí a una de las hijas q era de mi edad y fuimos juntas a examinarnos al Saavedra Fajardo de Murcia. También me acuerdo del padre con un sombrero de paja y bigote. Era Marqués?Creo q se trata de ellos. Varias hijas,ningún hijo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11:59 p. m.

    Antonio Rodriguez:
    Magnífico artículo Jose Antonio... en cierta forma la responsabilidad del estado de esa finca es un poco de todos los que vivimos en esta comarca... ¿Quién de nosotros no ha entrado furtivamente y a escondidas en ella, como con la sensación de hacer algo prohibido...? Casualmente, no hace mucho ví un cuadro magnífico, original y genialmente pintado desde dentro de una de sus estancias, y que, para colmo, reflejaba hermosamente... cruda y cruelmente, la decrepitud y funesto estado en que la otrora hermosa finca ahora se encuentra... UNA PENA...

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1:12 p. m.

    Muy buenas, yo estuve ya hace unos 24 años y me dio mucha pena, pues yo nací allí

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:32 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.