Hoy es

El Rey Brigo


Según Montesinos, en el folio 737 de su “Compendio Histórico”, al referirse a la fundación de Almoradí:
“…es Almoradí la celebradísima AMARION, fundada y cimentada por el memorable Rey Brigo, 1896 años antes de la venida de Jesucristo…”
Antonio Diez Martínez nos decía en un interesante artículo titulado “El Rey Brigo y la fundación de Almoradí” que “El remotísimo origen que Montesinos atribuye al pueblo en el que nacimos, nos envanece al considerar la antigüedad de las raíces que nos nutrieron. No es de extrañar, por tanto, que haya proliferado nuestro afán de divulgar orgullosamente la ascendencia en escritos y conversaciones, sin deseos de comprobar su veracidad. Si acaso, algunos hemos tratado de buscar en enciclopedias, libros históricos ó diccionarios de mitología, la existencia de este Rey Brigo legendario. Confieso, por lo que a mí respecta, la inutilidad de mi empeño. Ni en “Espasa”, ni en el “Larousse”, ni siquiera en otros textos especializados pude hallar satisfacción a mi curiosidad”.


Bueno, pero, realmente existió el Rey Brigo y por lo tanto, pudo ser el fundador de Almoradí?
Las nuevas tecnologías ponen al alcance de todos, una información que hace apenas cuatro ó cinco años era impensable. Si Antonio Diez hubiese tenido la oportunidad de acceder a las hemerotecas digitales actuales sabría que son innumerables las obras que hablan sobre el “Rey Brigo”, cuarto Rey de España, y que la mayoría coinciden en asegurar que Reinó entre 1917 (algunos autores lo fechan en 1905) y 1865 a. de Cristo, fecha de su fallecimiento. En la crónica General de España (1791) se le dedica un extenso capitulo y se detallan “sus grandes provechos como Príncipe fundador de pueblos y castillos”. Es en la “Crónica Universal del Principado de Cataluña” (1829) donde en su capítulo XIV se refiere a “Brigo, Rey de España, como muy valeroso, de grande corazón y ambicioso de fama inmortal, inclinado a fundar muchas poblaciones, entre otras, en Cataluña y Alicante”. Mucho antes, en 1595, en las “Grandezas y Cosas Notables de España” se explica en su capítulo XXI la “sucesión de tres Reyes (entre ellos Brigo) y las poblaciones que hicieron” y, una vez más, se da una amplia visión de su labor como fundador de poblaciones.


Por lo tanto, sí existió el Rey Brigo, era conocida su labor como fundador de pueblos, y además coinciden las fechas de su reinado con la que Montesinos atribuye al origen de nuestro pueblo.


Imprimir artículo

3 comentarios :

  1. Anónimo10:20 a. m.

    Que aparezca en un libro no significa que existiera. ¿Acaso no hay libros donde consta que Alicante ciudad fue fundada por supervivientes de la Troya de Homero? Recuerdo haber oído citar el nombre de Amarión en los libros de Fiestas cuando de niño vivía en Almoradí, pero dudo que existiera como dudo que existiera Gerión o incluso Argantonio aunque lo cite Heródoto

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:41 a. m.

    En 1896 antes de Cristo ni siquiera existía el nombre de España.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:04 a. m.

    En la isla de Creta (Grecia) hay un pueblo que se llama AMARION. Proviene este nombre de AMARANTOS, de la flor del amaranto (tipo de planta) que significa VIDA ETERNA.

    Supongo que en la península Ibérica pasaron griegos, bizantinos, romanos. (todavía no se llamaba España). Y los Visigodos. Yo tengo una teoría y es que El nombre es Griego, porque pasaron por aquí y el nombre perduro con bizantinos romanos y visigodos. Hasta que llegaron los sacamantecas del turbante (Musulmanes), y le cambiaron el nombre lo que se conoce como Almoradí. O sea que no respetaron las costumbres del lugar. Pues bien yo voy a proponer una idea:

    Según la Ley del Régimen Local en España, si no la han cambiado, los habitantes de una ciudad pueden cambiar el nombre de pueblo en un referéndum y el nombre propuesto tiene que ganar por el 75% de los electores. El nombre propuesto seria AMARION

    Creo que es para pensarlo.
    Benedicto XVI



    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.