Hoy es

Espectacular ROBO en la Iglesia de #Almoradí


“La Discusión” 14 de marzo de 1882: 
“la Iglesia de Almoradí ha sido robada el pasado día 9, llevándose los cacos los dos copones con las formas, la cruz parroquial, tres cálices con sus patenas, calderillo e hisopo, incensario y naveta, junto a varios ornamentos del templo.”  
El “Día”, periódico publicado en Madrid, ampliaba la información el 20 de marzo: “Se calcula en mas de cinco mil duros el valor de los cálices, ternos, alhajas, ornamentos y otros objetos que han robado noches pasadas de la Iglesia Parroquial de Almoradí. Los ladrones abrieron el Templo con ganzúas y barrenaron las puertas de la sacristía y armarios, llevándose hasta el copón. Hasta ahora no han sido detenidos.

Tuvo aquel robo una gran repercusión, considerándose, según  crónica de la época, un acto de una gran “perversión moral”.
Una vez informado del suceso al vicario capitular, este envió un nuevo Copón, necesario para el servicio, y encomendó que los feligreses celebrasen un novenario como desagravio del sacrilegio cometido.
Se celebró durante tres días, y el último, día de San José, se desplazó desde Orihuela el vicario capitular acompañado de, nada menos, que cuarenta padres capuchinos que hicieron su entrada por el camino de Orihuela al amanecer, siendo acompañados hasta la Iglesia por el Clero, Ayuntamiento y pueblo entero, convirtiéndose en un acontecimiento único en la comarca.
Se celebró una multitudinaria misa entre cánticos de alabanza, entonados por los cuarenta religiosos que también oyeron confesiones de fieles de todos los pueblos cercanos.

A finales del mismo mes de marzo eran detenidos por la Guardia Civil en Argamasilla (Ciudad Real)  dos individuos que respondían a los apellidos de Tejada y Viejo, como autores del robo.
Tres meses después los señores Pedro, Ramón y Tomás Martínez Grau regalaban para el culto a la Iglesia “un cáliz, patena, vinajeras con platillo y campanilla, todo de plata, y colocado en un precioso estuche”. El encargo fue realizado por el Orfebre madrileño Juan Sellán (1821-1884) en el que sería uno de sus últimos trabajos.

Como podemos comprobar en la imágen que acompaño, el regalo realizado en 1882, se conserva intacto, siendo las piezas de orfebrería más antiguas de nuestra Iglesia.

Mas información y fotografías en el libro "Almoradí, un recorrido histórico"

Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Anónimo12:25 a. m.

    Y una vez detenidos los ladrones no se pudo recuperar lo que se robó? Se sabe algo donde pudiese estar todas esas joyas?

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.