Hoy es

¿Hacia donde vamos?


Lo que comenzó siendo una pequeña y vieja alquería de origen árabe, al-Muwallidin, que al parecer significa “nuevos conversos”, se convirtió a partir de la segunda mitad del siglo XVI en un próspero lugar gracias a la mejora en las infraestructuras de riego que les proporcionó la creación de las acequias Mayor y del Río junto al Azud de Alfeitamí. Esto le permitiría a Almoradí “comprar” su independencia de Orihuela en 1583 con el título de Universidad, que mantendría hasta 1791, fecha en la que pasó a denominarse Villa.

Aquella Villa tuvo que reedificarse por completo tras el terremoto de 1829 y reponerse a guerras y epidemias, pero nada evitó que volviésemos a ser una importante referencia agrícola en la comarca.
Según Madoz, en 1850, nuestra población era una gran productora de trigo, maíz, hortalizas, seda, cáñamo y vinos, además de contar con fábricas de aguardiente y jabón, dos calderas de tinte, un molino harinero y seis de aceite.
A principios del siglo XX contábamos además con una fábrica de electricidad, otra de agramado del cáñamo, tres de conservas…
Gracias a aquellos emprendedores nuestra población siempre atrajo mano de obra  y evitó en gran medida el éxodo de los jóvenes que buscaban trabajo en la industria al no querer seguir con la agricultura.
Así ocurrió de nuevo a finales de los años sesenta con la instalación de grandes industrias dedicadas a la fabricación del mueble y que crearon muchísimos puestos de trabajo.

Pero el ciclo industrial llegó a su fin, y a éste le siguió lo que parecía un nuevo y floreciente negocio: la construcción.
De nuevo los jóvenes encontraban trabajo bien remunerado y el dinero volvía a circular.
Junto a la construcción surgió un importante comercio: muebles, moda, restaurantes, inmobiliarias.
Almoradí se convirtió en la gran “Ciudad de Servicios”.
Pero ahora basta con darse un pequeño paseo por cualquiera de los polígonos, o mejor aún, andar por nuestras calles de comercios cerrados, para descubrir que necesitamos reinventarnos, que esto ya no funciona. Siento como mío el dolor de cada uno de los comercios que, inevitablemente, van cerrando sus puertas.

Nos encontramos con una situación bien distinta. Ya no existe demanda de mano de obra y los jóvenes -mucho más preparados- se ven obligados a marchar lejos en busca de un futuro mejor. Es ahora, en este largo puente y en la cercana Navidad, cuando los ves regresar a pasar unos días con la familia y amigos...y me pregunto. ¿Hacia donde vamos? ¿Qué modelo de ciudad queremos? ¿Podríamos convertirnos en un destino turístico? (me lo preguntaba no hace mucho en ESTE ARTÍCULO) ¿Cómo cambiar el ciclo para que nuestros jóvenes se queden? 
Lo siento, pero no tengo respuesta clara. 



Ver también




Imprimir artículo

7 comentarios :

  1. Hola!

    En primer lugar agradezco la vitación y aquí tienes mi opinión.
    El reinventarse del pueblo debe ser una realidad apoyada desde el Ayuntamiento y que debe salir desde las masas.
    Mucha gente está en un estado de confort en el que se autoimpiden progresar.
    Otros, los que tienen comercios, no saben cómo usar las herramientas que tienen a su alcance para luchar contra la crisis.
    La gente continúa gastando pero se va del pueblo a otro lado y eso es remediable.
    Sería interesante juntar a los ciudadanos y al menos a los comerciantes para que hicieran conciencia en el resto.
    Yo he enviado un proyecto al instituto, le he dicho a la oposición que la presente en el Ayutamiento y lo malo será que como viene desde la oposición, la idea no sale a flote porque no interesa que el mérito se lo lleve otro y mucho menos quienes, en el caso de IU, se han llevado votos del Pp. #Fail!
    En un trabajo de Coaching que debo presentar y que he colgado en el blog se pone de manifiesto lo importante que sería en estos tiempos un consenso y el invitar a la participación y A LA ESCUCHA.
    Le pregunto a la Asociación de Comerciantes y no dicen...y ellos también podrían hacer algo, pero claro, no pienso como muchos y eso no es bueno no?
    ¿Nos interesa no ver más allá de nuestra nariz?

    Un saludo y reitero

    Gracias
    PD.-Siempre serás bienvenido al mío. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por escribir este Blog, y felicidades.
    Soy almoradidense, mi familia lleva aquí al menos 6 generaciones(sigo investigandolo). Todos conoceréis a mi familia, pues han sido de esos emprendedores que han cultivado, abierto tintorerías, bares, restaurantes, bodegas, fabricas de patatas fritas, muebles, tiendas de ropa, tornerías... incluso teníamos patentes. Ahora la mayoría trabajamos fuera del "pueblo", o el que tiene suerte, teletrabaja desde el pueblo con alguna multinacional o empresa de Madrid.

    ¿Hacia dónde vamos?, dónde queramos. Almoradí villa ilustre y universidad regia, es una pequeña ciudad con el tamaño justo para no necesitar transporte público más que para sus pedanías y el hospital; no debería tener tanto gasto como tiene; pero nadie nos va a salvar, ni inventar puestos de trabajo que nos conlleve subida de impuestos. Debemos ser los almoradidenses los que: debemos formarnos, sobre todo en FP que lo tenemos olvidado e inglés; debemos reinventarnos y potenciar a los emprendedores freelance, teletrabajadores, debemos recuperar la huerta para cultivo ecológico, crear la denominación de origen de la granada, "er arcassil", el melón piel de sapo, las conservas; potenciar el turismo de interior... Lo que sabemos hacer, mejorarlo. Debemos volver a ser esos fenicios que fuimos, pero sin robar, adaptándonos a los tiempos.
    Ya estamos recuperándonos de la crisis en algunos sectores, mientras quedan por caer algunos otros, y mientras, subirán las hipotecas, los impuestos, las . La contrucción volverá en un par de años, pero no absorberá a los parados, ni cobrarán tanto, ni tendrán los conocimientos necesarios si no se reciclan.
    Almoradí tendrá su ayuntamiento cerca de Los Montesinos para 2.025, y allí estarán los colegios,... el centro comercial de El Salada cerrará con pérdidas, pero construiremos uno cerca del de Algorfa, cargandonos la huerta inundable, los yacimientos que se sospechan que quedan... terminaremos siendo un barrio de Torrevieja, un área metropolitana de 8 millones de habitantes (de Benidorm a San Javier), donde algún político corrupto nos mal venderá.¿Queremos eso?.
    Yo no. Se me acusa de ser pueblerino y/o provinciano, pues, a mucha honra: !viva la Vega Baja, la huerta y la "maere" que me parió¡.
    Con ese espíritu debemos de reinventarnos, aumentando la democracia, la transparencia, pagando lo que debemos...
    Almoradí no tiene dinero, y para el gobierno valenciano no existimos, y no estamos preparados, somos un municipio en zona sísmica, inundable...
    Almoradí, al haber sufrido mucho en su historia, tiene habitantes muy solidarios, y no debemos permitir que ningún almoradidense siga pasando hambre. Pero no vale con dar de comer, debemos reciclar/formar a nuestros vecinos, si no es entre todos, tardaremos más en salir.
    Sonriamos, seamos conscientes de lo que pasa, de lo que nos viene, y elijamos libremente en consecuencia hacia dónde vamos.

    ResponderEliminar
  3. Entre mis alumnos reina el desconcierto y el desánimo: los estudiso, dicen, no va a resolver su futuro.

    Pero también tengo unos "elementos" que van por encima de la media y que sirven de caballos de tiro para esos que se acuestan en el carro sin hacer nada.

    Seamos optimistas.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose Antonio, desde el otro día que estuvimos hablando ante una cerveza he estado meditando, he seguido trabajando en la idea que te comenté y he de decirte que ya tengo la solución para Almoradí, la única cuestión es como llevarlo a cabo. Pero te aseguro que creo se donde deberíamos ir. saludos, muy buena entrada y he copiado tu texto, ya te lo enseñaré.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:50 a. m.

    Te escribo para reconocer tu trabajo, para agradecerte por todas las noticias que escribes, de Almoradi y de la comarca, porque intentas que haya una unidad.
    Y te escribo por tu santa paciencia, porque aunque la democracia es libertad de expresion, a veces y lo siento, me angustio, por las fieras que estan debajo del balcon esperando que les eches de comer. Yo te agradezco el esfuerzo y el trabajo en tus exposiciones y te admiro por ello. Gracias.
    Gemma Ortuño Trigueros.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:46 a. m.

    Antonio Peñalver.
    Triste lo del cierre del Aldi que acabas de publicar. Hace dos semanas como sabes fuimos al viaje del Hermanamiento y en esa zona de Francia hay la misma preocupación. En la calle comercial de Monsempron (nuestra calle Mayor) donde ponen el mercadillo semanal, en el trozo de calle que va de la plaza al río (unos 200 metros de pequeños locales comerciales) hay cerrados casi el 80% (por cierto sigue abierto un zapatero). También (según me comentaron) un banco va a cerrar y se traslada a un centro comercial próximo (este también parece ser el origen o motivo del cierre de los pequeños comercios).

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:47 a. m.

    María José Ruiz Berenguer
    Tengo un sentimiento muy fundamentado. Y tu mismo lo redactas, con esto doy pistas ... Un Pueblo que no cree en si mismo,una ciudad que se boicotea. Y así estamos. Recuerdo el lanzamiento de Ciudad del Mueble ,Corazón de la V.Baja por el comercio. EL Mercado,abrir festivos o Domingos,la lucha de personas de la familia y conocidos,sus ganas,empeño,lucha, un paso más allá al futuro desde la agricultura a la primera fábrica o negocio.
    Y nada, por más inversión, publicidad,empeño,cursos de reciclaje,escaparates momento costoso y de capital ..etc.
    Libretica para apuntar deudores infinitos, y cuando compraban se iban lejos hasta el último céntimo, pasa con el médico o el abogado,el restaurante,o los aciagos.
    En fin. Si no hacemos piña, si nos creemos,si no nos favorecemos y ayudamos.Seguiremos siendo esa Ciudad que teniéndolo todo se quedo en nada. Y el por qué es la pasividad,comodidad,
    conformismo .
    Y con esto mi gratitud a todos esos empresarios,comerciantes, padres de familia,luchadores que lo han intentado, soñado, trabajado. Y aunque en lo bueno siguieran su sueño y en lo malo se lo rompiera.. Lo intentaron.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.