Hoy es

AHORCADOS en #Almoradí


La horca se estuvo utilizando en España como principal método de ejecución por estrangulamiento hasta el año 1832, momento en el que fue sustituyéndose por el garrote.

Siempre había creído que las ejecuciones no se llevaban a cabo en poblaciones pequeñas como la nuestra y que se ahorcaba en Orihuela, Cartagena o Valencia, dependiendo de la época.
Sin embargo, la ejecución a garrote, llevada a cabo en el pequeño pueblo de Cox,en 1889, me llevó a pensar que, posiblemente, sí se ahorcaba donde se cometía el delito, y así pude comprobarlo con la ejecución de José López “El Pavo” en nuestra “Ilustre Universidad” en 1786.
Un documento extraordinario:
“He recibido del señor Pedro Mompeán la cantidad de 54 reales y 17 maravedíes, importe de la madera que se ha gastado en la horca y escalera que se ha formado para la ejecución de la sentencia dada a Josef López ”El Pavo”, y los restantes 4 reales y 24 maravedíes en los clavos para dicha horca.  Almoradí y septiembre 26 de 1786.”

Una nueva condena a la horca, posiblemente la última, se llevó a cabo el 25 de abril de 1799. El documento que acompaño, firmado en octubre de 1798, da cuenta del gasto ocasionado por la comida y manutención de los cuatro presos de Almoradí que se encuentran en la cárcel de Orihuela (a partir de 1835 se llevarían a Dolores). De éstos, José Muñoz el “Molina” fue condenado a muerte  debiéndose ejecutar en la Villa de Almoradí” por sentencia de la Sala del Crimen de Valencia.

Y este otro documento, fechado el 20 de agosto de 1799, da cuenta de los gastos que ocasionó “el Oficial de Sala Comisionado, alguaciles y el Ejecutor o Verdugo” y que debería pagar el Reo de sus bienes, aunque al no tenerlos, finalmente se pagaron de la partida de gastos extraordinarios del caudal de propios de éste Ayuntamiento.



Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.