Hoy es

De 200 a 300 terremotos anuales en la Vega Baja

Un catedrático eleva de 200 a 300 los terremotos de poca intensidad en la Vega cada año

Gregorio Canales asegura que la línea de fractura está activa en una conferencia que impartió invitado por el Mudic

13.11.2013 | 09:50
El catedrático Gregorio Canales.
El catedrático Gregorio Canales. 

En 1.829 un fuerte terremoto arrasó municipios como Almoradí o Catral. En esas localidades aún se recuerda aquel suceso ya que cada 21 de marzo realizan una rogativa a San Emigdio, el patrón contra los terremotos. Sin embargo, el catedrático de Geografía, Gregorio Canales, duda de que otros municipios de la comarca recuerden aquel suceso como otras localidades, como Guardamar del Segura o Torrevieja, «que han ido creciendo sin tener en cuenta el modelo urbanístico que impuso en Almoradí el ingeniero José Agustín de Larramendi para prevenirlo de futuros terremotos». El docente, que publicó un libro sobre este asunto, ofreció ayer una conferencia dentro del Otoño Científico del Museo Didáctico e Interactivo de las Ciencias (Mudic) con el objetivo «de aprender mirando al pasado para poder prevenir el futuro».

Canales señaló ayer que la línea de fractura en la corteza terrestre que une Murcia con el Bajo Segura, es la segunda zona de mayor riesgo de terremotos en España. Por lo tanto, en cualquier momento se puede producir un seísmo en la comarca, «porque aunque digan que la falla no está activa sí que lo está de hecho hay 200 o 300 terremotos de poca intensidad al año». Sin embargo, para Canales no fue hasta el fuerte seísmo que sufrió Lorca, en mayo de 2011, «cuando algunos municipios volvieron a interesarse en este asunto, como Torrevieja que hizo un simulacro de evacuación». De todas formas, declaró que «los vecinos tienden a olvidar este fenómeno natural por lo que es necesario prevenir educando a los niños desde bien pequeños a cómo protegerse de los seísmos».

Por otro lado, el catedrático apuesta por retomar el planteamiento urbanístico de Larramendi «porque esta zona debe tener casas bajas, no veo la necesidad de hacer edificios altos» y recordó que esta forma de construir aboga por las construcciones sin cornisas, totalmente rectas precisamente por si se producen derrumbamientos.

FUENTE: DIARIO INFORMACIÓN



Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Anónimo3:55 a. m.

    Empieza diciendo que el terremoto arrasó Almoradí y Catral. He de decir al respecto que en Catral, por suerte, sólo se desprendieron unos ladrillos de lo alto del campanario.

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.