Hoy es

"En defensa de la huerta"



              DECÁLOGO EN DEFENSA DE LA HUERTA DE LA VEGA BAJA DEL SEGURA

1. Garantizar un caudal ecológico para el río Segura y su red de acequias y azarbes utilizados para el riego tradicional, otorgándole a dicha red al menos el mismo valor ecológico que al propio encauzamiento.

2. Asegurar recursos hídricos en cantidad y calidad suficientes para la protección de los Parques Naturales y las Zonas Húmedas del Catálogo de la Comunidad Valenciana existentes en nuestra comarca.

3. Poner a disposición de los agricultores y de todos los interesados un servicio técnico donde puedan realizar consultas relativas a legislación, ayudas económicas y estrategias sobre la modernización de los cultivos (sistemas de regadío, especies autóctonas, nuevas variedades, pesticidas y abonos, entre otros).

4. Apostar por la agricultura ecológica así como por la recuperación de las variedades autóctonas, con la finalidad de introducirse en nuevos mercados y asegurar la rentabilidad de las explotaciones bajo la creación de un sello de calidad o denominación de origen propia.

5. La mejora y modernización del sistema productivo agrícola local, potenciando la articulación eficaz de éste con la agroindustria. A la vez, es necesaria la capacitación profesional para que los agricultores apliquen nuevas técnicas y métodos, así como la conexión con centros de investigación públicos y privados (universidades y empresas) para una reestructuración agraria integral.

6. Fomento del cooperativismo, que permita a los pequeños y medianos empresarios agrícolas el empleo de tecnología moderna, obviar la dificultad del abastecimiento de insumos, participar en el valor añadido y afrontar desde una posición más sólida los riesgos del mercado, mediante una gestión especializada.

7. Crear un banco de tierra con la aportación de los agricultores que no quieren cultivarla y que garantice una renta digna al propietario así como al arrendatario unas condiciones ventajosas para su explotación.

8. Diseñar un plan de acción territorial con la participación de todos los agentes socioeconómicos, donde quede definido el uso que se le va a dar al territorio, cuya zonificación e infraestructuras sea coherente con la agricultura y el paisaje.

9. Promover y valorizar el paisaje de huerta tradicional, como estrategia de desarrollo sostenible, aplicando la Ley de Ordenación y Protección del Paisaje (2004) y Reglamento del Paisaje (2006) de la Generalitat Valenciana.

10. Proponer a la UNESCO la declaración de Patrimonio de la Humanidad de tipo inmaterial para los Juzgados Privativos del Agua y de carácter material a la red de riego y avenamiento, por gravedad de la huerta, dado su valor histórico, social, cultural, patrimonial y ambiental.

(Gracías, Gregorio)
Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Anónimo11:07 a. m.

    El decalogo es muy bonito, pero es demasiado tarde, en la huerta ya no hay agricultores
    (Benedicto XVI)

    ResponderEliminar

Si te pareció interesante, no olvides comentarlo y compartirlo en tus Redes Sociales. Gracias.